¿Se pueden limitar las relaciones sentimentales en el trabajo? - asesoramiento laboral valencia, madrid, barcelona, zaragoza, bilbao

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Se pueden limitar las relaciones sentimentales en el trabajo?

Blog asesoría laboral: relación sentimental trabajo

Recientemente ha saltado a los medios el caso del despido de una empleada por tener una relación sentimental con un cliente. Analizamos hasta qué punto la empresa puede regular este tipo de relaciones.

Hay que tener en cuenta que este caso se produjo en Estados Unidos y en una empresa de auditoría, un sector que debe velar por la neutralidad de sus profesionales y que suele contar con convenios internos de comportamiento en los que se prohíben relaciones familiares y sentimentales con los clientes y todo el personal.

En Estados Unidos es habitual que las empresas hagan firmar a sus empleados este tipo de normas, como por ejemplo el compromiso de abandonar la compañía si se contrae matrimonio con algún compañero de trabajo.

 

¿Qué ocurre en España?

Sin embargo, en España no existe ninguna ley que prohíba expresamente que dos personas en una empresa mantengan una relación sentimental. Es más, en el caso de que una compañía se propusiese regularlo, estaría vulnerando el derecho a la intimidad de los empleados.

Por una parte, sí que es cierto que las relaciones de pareja en el trabajo pueden provocar algunos inconvenientes, como que la pareja se lleve los problemas sentimentales al trabajo o que crezcan tensiones con otros empleados que puedan sospechar de situaciones de favoritismo.

Por otra parte, también hay ventajas en el hecho de que una pareja trabaje junta, como que estén más motivados y comprometidos con la empresa. Además es un factor que facilita la movilidad geográfica.

A pesar de esto, puede haber empresas que intenten evitar a la práctica que haya relaciones sentimentales entre sus empleados, en especial cuando existe una dependencia jerárquica directa, con medidas como la reubicación de un empleado en otro departamento. En este caso, el traslado debe hacerse dentro del marco legal, manteniendo la misma categoría, salario y condiciones al trabajador.

En el caso de decidir despedir a una persona por mantener una relación sentimental con un compañero de trabajo o un superior, te recordamos que estaríamos ante un despido improcedente.

Para más información o una consulta sobre el tema puedes contactar con el servicio de asesoramiento laboral de la asesoría Laboral PRO, que ofrece una solución laboral global para las empresas.

Volver