¿Qué hay que tener en cuenta sobre la reducción de jornada voluntaria?

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Qué hay que tener en cuenta sobre la reducción de jornada voluntaria?

Blog asesoría laboral: reducción jornada voluntaria

Los empleados de una empresa tienen derecho a solicitar la reducción de la jornada laboral para el cuidado de hijos o familiares.  Sin embargo, alrededor de la reducción voluntaria de la jornada laboral pueden surgir algunas dudas.

Se han producido novedades al respecto, en relación al periodo de tiempo en que los trabajadores pueden solicitar una reducción de jornada para el cuidado de los menores, que a partir del 22 de diciembre de 2013 se ha ampliado hasta que el niño tenga 12 años, tal y como sucedía en la Administración.

 

¿Quién puede pedir una reducción de jornada?

Según el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores tienen derecho a una reducción de jornada los empleados que cumplan alguno de los siguientes requisitos:

  • Ser el guarda legal de un menor de 12 años. No tiene por qué ser el hijo del empleado. Se puede solicitar la reducción de jornada en cualquier momento, incluso cuando el menor tenga 11 años, aunque no se haya pedido con anterioridad.  
  • Estar al cuidado directo de un familiar (padres, abuelos, hermanos, hijos o nietos del empleado o de su cónyuge), que no trabaje y que no pueda valerse por sí mismo. No es necesario que el familiar tenga ningún tipo de invalidez.
  • Ser el guarda legal de una persona discapacitada que no trabaje.
  • Estar al cuidado directo, de manera continuada y permanente, de un hijo (biológico, adoptado o preadoptado) menor de 18 años durante su hospitalización y tratamiento continuado por cáncer o cualquier otra enfermedad grave que implique ingreso hospitalario de larga duración.

 

¿Cómo afecta la reducción de jornada al horario del empleado?

Hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones respecto a la reducción de la jornada laboral y el horario del empleado:

  • El empleado puede escoger reducir su jornada diaria entre el 12,5% y el 50%. No es posible quitarse días enteros. En el caso de padres de niños enfermos de cáncer o enfermedades graves con ingreso, pueden pedir entre el 50% y el 100% de reducción.
  • El empleado tiene derecho a escoger el nuevo horario, siempre según lo que establezca el convenio colectivo de aplicación al respecto.
  • El empleado puede escoger un horario fijo aunque en la empresa se trabaje por turnos.
  • La empresa no puede cambiar el horario reducido una vez que el empleado lo tenga asignado.
  • El empleado con jornada reducida tiene derecho al mismo número de días festivos, vacaciones y días de asuntos propios (si así lo contempla el convenio).

Las dificultades organizativas que puedan surgir en la empresa por la reducción de jornada de un empleado o el perjuicio que se pueda producir en otros empleados no constituyen ninguna limitación para que el trabajador pueda pedir la reducción de jornada.

 

¿Cómo afecta la reducción de jornada al salario del empleado?

La mayoría de los conceptos de la nómina del empleado se reducirán en el mismo porcentaje que la reducción de jornada. En concreto:

  • El salario base, la parte proporcional de las pagas extras y la antigüedad se reducirán en el mismo porcentaje que la reducción de jornada en todos los casos.
  • Las dietas deberían mantenerse iguales. Lo mismo ocurre con el plus de transporte o locomoción, pues el empleado irá a trabajar los mismos días.
  • Otra serie de conceptos, deberán estudiarse según los casos, como en el caso de la nocturnidad, la peligrosidad, vestuario, etc.
  • Respecto a la indemnización por despido, rescisión o finalización de contrato, se calcularán como si el empleado no estuviera en reducción de jornada.

 

Otras consideraciones sobre la reducción de jornada

Además, hay que tener en cuenta otra serie de consideraciones sobre la reducción de la jornada laboral voluntaria:

  • Sobre la duración de la reducción de jornada, no existe un máximo, excepto en el caso de ser guarda de un menor, que el límite es hasta los 12 años de edad del niño.
  • El despido de un empleado en reducción de jornada voluntaria será considerado nulo a no ser que el empresario pruebe que se trata de un despido procedente.
  • La solicitud de reducción de jornada debe hacerse por escrito y con una antelación mínima de 15 días. Debe incluir la fecha de inicio y de fin.
  • No es obligatorio que la empresa contrate a ningún trabajador sustituto para cubrir la reducción de jornada de un empleado. En caso de hacerlo, debería hacerlo a través de un contrato de interinidad.
Volver