Entra en vigor la ley para la protección de los trabajadores a tiempo parcial

Blog de asesoría laboral para empresas

Entra en vigor la ley para la protección de los trabajadores a tiempo parcial

A partir del 2 de marzo rige la nueva norma que mejora la protección de los trabajadores a tiempo parcial, de manera que se garantiza la equidad entre trabajadores a tiempo parcial y los de tiempo completo.

La nueva legislación pretende también dar cobertura adecuada a todas las personas que realizan una actividad laboral o profesional y a la vez mantener los principios de proporcionalidad y equipad que caracterizan el sistema español de Seguridad Social.

Con  esta regulación se corrige el modelo para acreditar los períodos de cotización de los trabajadores a tiempo parcial para acceder a las diferentes prestaciones del sistema de Seguridad Social, conforme a sentencias dictadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal Constitucional.

Nueva fórmula de cómputo

La ley contempla que se flexibilice el requisito del período de carencia de 15 años para ser beneficiario de una pensión contributiva. Así, ya no es necesario acreditar el equivalente a 15 años trabajados a jornada completa, lo que implicaba cotizar durante muchos más años a jornada parcial para cumplir este requisito.

De esta manera, se reduce el período mínimo de cotización cuando el trabajador tiene cotizaciones por jornadas a tiempo parcial. En cada caso, el período mínimo de cotización exigido se ajustará al coeficiente de parcialidad que se acredite a lo largo de toda la vida laboral y que figura en el Fichero General de Afiliación.

Este coeficiente se corresponde al porcentaje de parcialidad de la jornada con respecto a la de tiempo completo. Por ejemplo, si un trabajador tuviera un coeficiente de parcialidad del 50% (su jornada laboral fuera la mitad de la completa) el período mínimo de cotización que tendría que acreditar para la jubilación no serían 15 años sino 7,5 años.

A esta base reguladora se le aplica un tanto por ciento en función de los años cotizados que dará como resultado la cuantía de la pensión. Se partirá del periodo mínimo de cotización del trabajador al que se le aplicará un 50% sobre su base reguladora. A partir de ese periodo mínimo, todo el tiempo que lo supere incrementará ese porcentaje en función de la escala general de la jubilación ordinaria.

Se calcula que esta nueva regulación mejore la prestación de más de 2,5 millones de personas y permite acceder a la jubilación a un número importante de personas que hasta ahora no tenían derecho.

La nueva norma también tiene por objetivo evitar situaciones fraudulentas o irregulares, así como evitar la desincentivación de la cotización al sistema.

Volver