¿Cuándo pasa a ser indefinido un contrato temporal?

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Cuándo pasa a ser indefinido un contrato temporal?

Blog asesoría laboral: contrato indefinido

Los contratos temporales pueden convertirse en indefinidos y este es un aspecto que todas las empresas deben controlar. Con el portal de RRHH de Laboral PRO es muy sencillo estar al tanto de los vencimientos de la contratación temporal.

Si en un plazo de 30 meses el trabajador hubiera estado contratado durante más de 24 meses en la misma empresa con dos o más contratos temporales, este se convierte en trabajador fijo. También cuenta el haber trabajado para el mismo grupo de empresas.

Esta medida estuvo suspendida entre el 31 de agosto de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2012. Por lo tanto, a partir del 2013 se volvió a establecer la prohibición de encadenar contratos temporales de manera indefinida.

Es interesante considerar el detalle de la normativa, para saber en qué supuestos es de aplicación:

  • Si el trabajador en cuestión está contratado a través de una empresa de trabajo temporal, también se considerará indefinido cuando lleve más de 24 meses trabajando, en un período de 30.
  • Aunque el trabajador haya ocupado distintos puestos de trabajo en la empresa durante los 24 meses, también pasaría a ser indefinido.
  • En el caso de sucesión o subrogación empresarial, también será de aplicación la norma general.

Por otra  parte, hay una serie de contratos que se consideran no computables a la hora de sumar los 24 meses exigidos para que un trabajador pase de temporal a indefinido. Son los siguientes:

  • Los contratos formativos
  • Los contratos de relevo
  • Los contratos de interinidad
  • Los contratos temporales en el marco de programas públicos de empleo o formación
  • Los contratos utilizados por empresas de inserción

Tampoco se incluirá en el cómputo de plazo el transcurrido entre el 31 de agosto de 2011 y el 31 de diciembre de 2012, el período en que se suspendió esta normativa, según una sentencia del Tribunal Supremo.

Además, existen otras situaciones por las que un contrato podría convertirse en fijo:

  • Cuando el trabajador no sea dado de alta en la Seguridad Social en tiempo y forma correspondiente, según se haya fijado o no período de prueba.  
  • Cuando se haya hecho un contrato temporal en fraude de ley, en el que el contrato no tuviera en realidad la naturaleza de temporal.

Por todo esto, es importante controlar todos los contratos temporales de la empresa, ya que pueden producirse situaciones como que el trabajador demande a la empresa por despido improcedente alegando que tiene la condición de fijo.

Si la empresa tiene un tamaño considerable, ocuparse de este quehacer es una tarea que consume mucho tiempo. Con el portal de RRHH PRO es muy fácil vigilar los vencimientos de los contratos temporales. De esta manera, no sólo nos evitaremos cualquier irregularidad, sino que también podremos planificar la contratación de personal.

Volver