¿Cómo afecta un ERE de reducción de jornada a las vacaciones?

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Cómo afecta un ERE de reducción de jornada a las vacaciones?

ERE en vacaciones. Blog asesoría laboral

Cuando una empresa se ve afectada por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de reducción de jornada o de suspensión de contratos, la duración de las vacaciones de los trabajadores se ve afectada por esta circunstancia.

Según la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 8 de noviembre de 2012 establece que la aplicación en una empresa de un ERE de reducción de jornada podrá tener como consecuencia la rebaja del periodo de vacaciones de los trabajadores afectados.

Aunque el derecho de la Unión Europea garantiza a todo trabajador al menos cuatro semanas de vacaciones anuales retribuidas, el asunto cambia cuando estamos en un contexto de ERE, puesto que las obligaciones tanto del trabajador como del empresario se suspenden en virtud de la aplicación del ERE de reducción de jornada, puesto que implica una suspensión de la relación laboral.

 

¿Cuál es la duración de las vacaciones si existe un ERE?

La sentencia que hemos citado anteriormente recoge que durante un periodo de trabajo a tiempo parcial derivado de la aplicación de un ERE puede disminuirse el derecho a vacaciones anuales retribuidas proporcionalmente a la reducción del tiempo de trabajo.

Por lo tanto, la duración de las vacaciones de los trabajadores afectados se reduce en proporción al tiempo que haya durado el ERE. Conviene tener en cuenta lo siguiente:

  • En el caso de un ERE de suspensión de contratos, los empleados no habrán devengado vacaciones mientras hayan tenido el contrato suspendido.
  • En el caso de un ERE de reducción de jornada, los empleados sí que habrán devengado la totalidad de las vacaciones. Eso sí, el sueldo a abonar durante las vacaciones se deberá reducir en proporción a la reducción de jornada que se les haya aplicado.

Por otra parte, la sentencia a la que nos hemos referido indica que el trabajador afectado por un ERE de reducción de jornada puede dedicar el tiempo que gana a descansar o a actividades de tiempo libre y ocio, por lo que se compensarían los días de vacaciones perdidos.

También hay que tener presente que aunque exista un ERE de reducción de jornada, si la empresa decide no hacer uso ni ejecución de éste, ya sea por un cambio en las condiciones que justificaron su aplicación, entonces los trabajadores disfrutarán de sus vacaciones sin reducción alguna, puesto que su jornada de trabajo no se ha visto mermada.

En conclusión, si su empresa se ha visto afecta por un ERE de reducción de jornada o de suspensión de contratos, es totalmente lícito que la empresa reduzca proporcionalmente el derecho de disfrute de las vacaciones de los trabajadores.

Gestoría laboral Laboral PRO. Solicita presupuesto asesoría laboral

Volver