¿Qué tener en cuenta al contratar a un empleado que ya ha sido becario? - asesor laboral valencia, madrid, barcelona, zaragoza, bilbao

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Qué tener en cuenta al contratar a un empleado que ya ha sido becario?

Blog asesoría laboral: contratar empleado becario

Es habitual que las empresas decidan contratar a becarios una vez que han acabado las prácticas. Por esta razón, repasamos qué elementos hay que tener presentes.

Incorporar a la plantilla a un empleado que previamente ha sido becario en la empresa tiene varias ventajas. La principal es que ya conoce a la compañía, por lo que se reduce el tiempo de formación y adaptación al puesto de trabajo.  

Además, durante las prácticas como becario, se ha tenido tiempo suficiente para saber si el estudiante puede encajar en la compañía una vez que finalice sus estudios y si reúne las habilidades necesarias para desarrollarse en la empresa.  

A la hora de formalizar la contratación de empleados que han sido becarios, hay que recordar los siguientes puntos:

  • El tiempo que ha estado como becario no se tiene en cuenta para calcular la antigüedad del empleado, ya que la relación de la empresa con el becario no se considera laboral.
  • Se puede fijar un periodo de prueba en el contrato laboral, ya que el tiempo como becario no sustituye al periodo de prueba.

 

¿Qué tipo de contrato utilizar?

También hay que considerar qué tipo de contrato es el más adecuado en estos casos. En la mayoría de las situaciones, el más indicado es el contrato de prácticas, que está pensado para que los recién licenciados adquieran experiencia profesional.

Te recordamos las principales características del contrato de prácticas:

  • El trabajador debe tener un título universitario, de formación profesional o uno equivalente. También es válido el certificado de profesionalidad.  
  • No pueden haber pasado más de cinco años (o siete si el trabajador tiene una discapacidad) desde la finalización de los estudios. No obstante, si el trabajador es menor de 30 años no se tiene en cuenta la fecha de fin de estudios.
  • La duración del contrato no podrá ser inferior a seis meses ni exceder de dos años, aunque los convenios colectivos de ámbito sectorial podrán determinar la duración del contrato.
  • Si el contrato se concierta por un tiempo inferior a dos años, se podrán acordar hasta dos prórrogas, con una duración mínima de seis meses.
  • La retribución del trabajador será la fijada en el convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que pueda ser inferior al 60% o al 75% del salario fijado para un trabajador que desempeñe un puesto de trabajo equivalente, durante el primero o el segundo año de vigencia del contrato, respectivamente.

 

¿Existe algún incentivo por contratar a un empleado que ha sido becario?

Por último, hay que tener presente las bonificaciones a la contratación que están ligadas al contrato de prácticas, cuando se concierte con un menor de 30 años (o menor de 35 si tiene una discapacidad igual o superior al 33%).

En concreto, se tendrá derecho a una reducción del 50% de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al empleado contratado durante la vigencia del contrato.

Si tienes alguna duda sobre contratación de empleados y bonificaciones asociadas, en la asesoría Laboral PRO podemos ayudarte con nuestro servicio de asesoramiento laboral. Además, nos encargamos de todas las gestiones para la contratación de empleados de tu empresa, gracias a nuestra solución laboral global. Infórmate sin compromiso. 

Volver