Blog laboral: El contrato de relevo. Escrito por el asesor laboral valencia

El contrato de relevo

El contrato de relevo es un tipo de contrato temporal que utilizan las empresas para contratar a una persona desempleada o que esté concertada con la empresa para que sustituya a un empleado que se va a jubilar parcialmente. Se trata de un contrato que está regulado por los artículos 12.6 y 12.7 del Estatuto de los Trabajadores y por el Real Decreto-Ley 5/2013.

Aunque se trata de un tipo de contrato laboral poco común, debes saber que ayuda a fomentar el empleo y la renovación de los trabajadores de una empresa.
 

Características del contrato de relevo

Lo primero que hay que saber cuando se lleva a cabo un contrato de relevo es que el empleado relevista tendrá que ocupar el mismo puesto o uno similar al que tiene el trabajador parcial. Ahora bien, deberá existir obligatoriamente una correspondencia en ambas bases de cotización. Así pues, la base de cotización del trabajador relevista no podrá ser inferior al 65 % del promedio de las bases de cotización correspondientes a los últimos 6 meses del periodo de la base reguladora de la jubilación parcial.

Por lo que respecta a la jornada laboral, podrá ser a tiempo completo como parcial, pero tendrá que ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por el trabajador sustituido. Es más, en aquellos casos en los que la reducción de la jornada del empleado parcialmente jubilado alcance el 75%, será obligatorio que se realice un contrato a tiempo completo e indefinido.

En segundo lugar, la duración de dicho contrato tendrá que ser indefinida o, como mínimo, igual al tiempo que falte el trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación.

En caso de que el trabajador jubilado parcialmente alcanzara la edad de jubilación y quisiera seguir permaneciendo en la empresa, el contrato de relevo podría ser prorrogado por periodos anuales, extinguiéndose al finalizar el año en que se produzca la jubilación total del trabajador relevado. Si el trabajador jubilado parcialmente tiene la edad establecida para jubilarse, la duración del contrato podría ser indefinida o anual, prorrogándose automáticamente por periodos anuales y extinguiéndose al producirse la jubilación total del trabajador relevado, como en el caso anterior.
 

Abandono por parte del empleado

En aquellos casos en los que el trabajador con contrato de relevo abandone su puesto de trabajo, la empresa tendrá que sustituirlo en un plazo de 15 días y por otro trabajador desempleado o concertado con la empresa.

En caso de que la empresa no lo hiciera, tendría la obligación de abonar el importe de la pensión de jubilación parcial restante hasta que el jubilado parcial acceda a la jubilación total.

Si el empleado con jubilación parcial fuera despedido, se le tendría que ofrecer al trabajador relevista el restante de la jornada correspondiente a la del jubilado parcial. En caso de que este no lo aceptara, la empresa tendría que contratar a alguien en el plazo de 15 días, tal y como sucedía en el caso anterior.

Si tienes alguna duda, ¡Contáctanos! En la Asesoría Laboral PRO disponemos de un servicio de asesoramiento laboral especializado.

Volver