Efectos del Brexit para empresas, trabajadores y estudiantes

Blog de asesoría laboral para empresas

Efectos del Brexit para empresas, trabajadores y estudiantes

Si eres británico y trabajas en España, tu empresa ha contratado a trabajadores británicos o tienes un título universitario británico y quieres trabajar en España, te interesará saber cómo prepararte ante una posible retirada del Reino Unido de la UE sin acuerdo, lo que se conoce como “Brexit duro”.

Permiso de residencia y trabajo

De no alcanzarse un acuerdo, la primera consecuencia inmediata será el fin de la libre circulación y trabajo de los ciudadanos británicos en España. Por eso, a partir del 1 de abril, los ciudadanos británicos necesitarán un permiso de residencia para poder seguir residiendo y trabajando en España.

No obstante, para mitigar en gran parte los efectos adversos que una salida no negociada de la UE tendría para los derechos de los trabajadores británicos en España, el Gobierno español ha elaborado un Plan de Contingencia de forma que puedan permanecer en España, y ofrecerá garantías en materia de cobro de pensiones y prestaciones de la seguridad social.

Advertencias para las empresas

A partir del 1 de abril, las empresas españolas que tengan contratados a trabajadores británicos deberán acreditar la residencia legal y el derecho a trabajar de sus empleados ante una eventual inspección. Si no tuviesen los papeles en regla, las empresas podrían enfrentarse a sanciones por contratar trabajadores en situación irregular (además de posibles consecuencias en caso de accidente laboral y abono de cotizaciones atrasadas).

¡Atención! Antes del 29 de marzo, las empresas que cuenten con trabajadores de nacionalidad británica deben asegurarse que dichos trabajadores cuentan con un Certificado de Registro UE.

Homologación de estudios universitarios

Mientras Reino Unido permanezca en la UE, la legislación prevé una vía sencilla y ágil para acceder al reconocimiento. Una vez que RU abandone la UE, los títulos que emiten sus universidades no podrán ser reconocidos en España sin superar el proceso de homologación. Aunque hay que hacer hincapié en que esto solo afecta si se desarrolla una profesión regulada que exija colegiación (en el caso de los médicos, arquitectos y abogados).

Por este motivo, se recomienda a todas las personas, ya sean británicas o españolas con título universitario británico que pueda precisar de colegiación para desarrollar un puesto de trabajo, iniciar con carácter urgente el proceso de reconocimiento de título antes del 29 de abril.

Si necesitas asesoramiento en relación con este tema, no dudes en consultar con nuestro equipo de profesionales altamente cualificados.

Volver