¿Cómo actuar ante una inspección de trabajo?

Blog de asesoría laboral para empresas

¿Cómo actuar ante una inspección de trabajo?

Blog asesoría laboral: inspección trabajo

Coincidiendo con la reforma de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, queremos darte unos consejos en caso de que un inspector de trabajo se presente en tu empresa.

El proyecto de Ley de Inspección de Trabajo y Seguridad Social contempla la creación de una nueva oficina de lucha contra el fraude y la creación de una nueva escala de subinspectores, entre otras novedades.

En general, la reforma normativa busca que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sea más eficaz; pero, ¿sabes qué hacer ante una inspección de trabajo en tu empresa? Cualquier empresa puede recibir la visita de un inspector de trabajo, con o sin aviso previo.

 

Pautas de actuación

Si el inspector se presenta en sus instalaciones sin avisar, se deberá notificar la situación inmediatamente al director de Recursos Humanos o al responsable del centro de trabajo. También se debe solicitar al inspector su identificación y éste deberá acreditar su cargo.

Además, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Hay que permitir la entrada del inspector y facilitarle la revisión física del espacio de trabajo.
  • El inspector podrá interrogar o solicitar la identificación de todo el personal (para verificar que están dados de alta o que, si son extranjeros, disponen de la autorización para trabajar).
  • Podrá hacer mediciones en su empresa o solicitarte documentación tanto fiscal, como mercantil o laboral.
  • Hay que tener disponible el libro de visitas para que el inspector anote las comprobaciones realizadas. De no tenerlo, recibirás una sanción de entre 60 y 625 euros.

A parte de tomar declaración a los empleados, el inspector también puede hacer fotografías, vídeos o cualquier otro registro así como pedir las claves de acceso a los ordenadores.

Respecto ala entrega de documentos, los empleados no están obligados a entregarlos, alegando que no tienen acceso a ellos o que los tiene la asesoría o la gestoría. En este caso, el inspector no podrá buscarlos por su cuenta, ya que el domicilio de las empresas está protegido por ley de forma similar al de las personas físicas. No obstante, lo mejor es entregar los documentos.

Cualquier acción que retrase o impida al inspector realizar su tarea se considerará una obstrucción a la inspección de trabajo.

 

¿Qué ocurre una vez finalizada la inspección?

Tras la visita, el inspector puede levantar acta de infracción. En ese caso, en el plazo de 10 días desde la fecha que consta en el acta, se recibirá la notificación por correo certificado.

La fecha del acta no tiene por qué coincidir con la fecha de la visita, ya que puede transcurrir un plazo de hasta 9 meses.

Una vez recibida la notificación, la empresa dispone de 15 días hábiles para presentar alegaciones.

Es fundamental revisar la notificación, comprobar que no contiene erratas y que no han pasado más de 10 días hábiles desde que la inspección levantó el acta. Errores como este pueden considerar la notificación defectuosa y anular el procedimiento.

Para más información puedes contactar con la asesoría Laboral PRO, que cuenta con un servicio de asesoramiento laboral especializado, entre otros servicios para que tu empresa tenga una solución laboral global.

Volver