¿Puede la empresa establecer la jornada irregular?

En épocas de gran volumen de trabajo, muchas empresas establecen jornadas irregulares de trabajo. Veamos qué hay que tener en cuenta.  

La jornada irregular flexibiliza las horas de trabajo para adaptarlas a las necesidades puntuales de la empresa.

De este modo, en fechas en las que hay mucha actividad, puede ser durante semanas o meses, los trabajadores hacen jornadas más largas. Y, posteriormente, en periodos de menor actividad, son compensados con descansos.

Este tipo de modificación de la jornada cambia la distribución de las horas que realizan los trabajadores pero, no puede superar el volumen total de horas anuales a desarrollar, estipulado en el Convenio Colectivo. Tampoco afecta al salario mensual. Y, debe hacerse en días laborables del trabajador.

En caso de que la empresa imponga a los trabajadores trabajar un día no laborable, será una modificación sustancial de las condiciones de trabajo; no se considerará distribución irregular.

Para poder poner en marcha la jornada irregular, se deberán tener en cuentas los siguientes límites:

  • Cuando no exista un pacto, la empresa podrá disponer unilateralmente del 10% de la jornada anual para la distribución irregular.
  • La empresa debe avisar al empleado con una antelación mínima de 5 días.
  • Se deberá respetarla duración de jornada máxima permitida, el descanso mínimo entre jornadas y el descanso semanal.
  • La jornada irregular no será aplicable a los trabajadores con reducción de jornada por guarda legal.

Asimismo, si el trabajador superase el número de horas laborables pactado en el convenio, dichas horas no serán consideradas como extraordinarias y el exceso deberá ser compensado con menos horas en otros periodos. Esta compensación deberá realizarse antes de finalizar el año.

Si tienes dudas sobre este tema, contáctanos y pondremos a tu disposición una solución laboral global que incluye asesoramiento especializado. 

Tags: