¿Cómo debe ser una carta de despido disciplinario?

Cuando un trabajador incumple con sus obligaciones laborales puede ser sancionado por parte de la empresa. La máxima sanción, en caso de haber un incumplimiento grave por parte del trabajador, es el despido disciplinario.

Con este despido, el trabajador, al no tener preaviso y no poder optar a una posible indemnización, dispone de 20 días para poder impugnar el despido. Y es por eso que debes tener en cuenta cómo redactar la carta de despido ya que, en caso de un posible juicio, la carta podría ser una prueba que podrías esgrimir a tu favor.

 

¿Qué debes incluir en la carta de despido disciplinario?

Estos son los datos que deberías incluir:

  • Indica los datos personales del trabajador; nombre, apellidos, dirección, DNI y cargo en la empresa. 
  • Detalla las infracciones cometidas por el trabajador. Y, si es posible, detalla el tiempo laboral que ha perdido.
  • Esboza el contexto en que se ha producido el despido; hecho puntual, reiterado, etc.
  • No utilices plantillas estándares de cartas de despido.
  • Incluye datos como fechas, lugares y horas concretas con la mayor precisión posible.
  • Si el despido ha sido por una vulneración reiterada de las normas de la empresa, incluye un marco temporal con la fecha y hora de los avisos transmitidos al trabajador.
  • Indica el nombre de la persona que advirtió al trabajador en sus reiteradas vulneraciones o el de las personas que han sido testigos.
  • Indica la norma interna que ha violado el trabajador o la infracción que ha cometido. 
  • Fecha de finalización en la que el despido se hará efectivo.

La carta de despido disciplinario deberá ser firmada tanto por el empresario como por el trabajador. Es conveniente que lo hagas delante de varios testigos por si el empleado despedido se niega a firmar.

Si aún tienes dudas, recuerda que en Laboral PRO te ayudamos con nuestro servicio de asesoramiento laboral especializado.

Además, si tienes la gestión administrativa del personal externalizada en una asesoría como la nuestra, no tendrás que preocuparte de dar de baja en la Seguridad Social al empleado o confeccionarle el finiquito y el certificado de empresa.

Tags: